Trucos para cultivar semillas autoflorecientes y sacar lo maximo!

el: lunes, noviembre 21, 2016
En la entrada de hoy queremos explicar como cultivar las semillas de marihuana autoflorecientes y obtener la mejor planta, que nos de la mayor...

En la entrada de hoy queremos explicar como cultivar las semillas de marihuana autoflorecientes y obtener la mejor planta, que nos de la mayor cantidad de cogollo posible mediante unos consejos para su cultivo. Se trata de variedades muy rápidas y eficientes, que en la actualidad son capaces de igualar en producción y THC a otras especies feminizadas convencionales y pese a que cada semilla tiene una variedad y una cantidad de maria a conseguir ya predefinida, haremos que llegue al máximo de estas plantas

Las semillas autoflorecientes mas rápidas y mas productivas

Las semillas autoflorecientes son muy rápidas en florecer y en poco más de 70 días proporcionan excelentes cosechas. Posiblemente, la principal característica de esta genética es que es capaz de germinar bajo cualquier circunstancia lumínica tanto en exterior como en interior. Esto quiere decir que no es necesario cambiar el ciclo de luz en los cultivos de interior ni preocuparse por la floración en los de exterior, ya que se puede producir en cualquier época del año.

El principal problema hasta hace poco de las variedades autoflorecientes es que no podían competir en productividad con otros tipos de semillas. Esto, unido a un menor índice de THC provocaba que algunos cultivadores no se animasen a descubrir las ventajas de tener unas cosechas rápidas y fáciles de obtener.

Sin embargo, en la actualidad y tras años de intenso trabajo de cruces y selección, algunos bancos de semillas autoflorecientes han conseguido variedades equiparables en tamaño y THC a las especies tradicionales fotodependientes, como por ejemplo la Auto XXL de Dinafem. Por lo tanto, te animamos a que las descubras y experimentes por ti mismo la satisfacción de una cosecha de primera con el mínimo esfuerzo.

¿Cómo cultivar las semillas autoflorecientes (indoor o exterior)?

Como todo en la vida, para obtener el mejor resultado hay que saber lo que se está haciendo. Para empezar, deberías escoger un método de germinación que garantice que todas las semillas salgan adelante y comiencen sus vidas fuertes y sanas. El método de la servilleta o germinar semillas autoflorecientes en en Jiffys son dos excelentes puntos de partida, fáciles de hacer y con grandes resultados.

Los primeros 20 días

Tenemos que prestar especial atención a las primeras dos o tres semanas, ya que durante este tiempo la planta desarrolla su sistema radicular y produce nuevos brotes y ramas. En este sentido las semillas autoflorecientes se parecen bastante a las feminizadas convencionales, ya que ambas dejan de crecer cuando comienza la floración, invirtiendo toda su energía en engordar los cogollos. Por este motivo es esencial no tener ningún problema durante los primeros 15 o 20 días, ya que afectará al tamaño de la planta y por tanto a la producción final.

Rápido crecimiento en cualquier época

Las semillas autoflorecientes germinan y empiezan a crecer a alta velocidad, superando en mucho la altura y diámetro de las variedades normales. Este crecimiento rápido en tres o cuatro semanas es independiente de la época del año en la que se plante o las horas de luz que reciban.

Cuidados mínimos de las semilllas de marihuana autoflorecientes

En otras especies feminizadas son habituales los trasplantes, pero visto lo visto no parece buena idea hacerlo con las variedades autoflorecientes. Nuestro consejo es que en cuanto la planta haya enraizado correctamente la pases a su maceta definitiva, que debe ser de buen tamaño para soportar el crecimiento de las raíces.

En cuanto a la poda, lo mejor es pasar. Eso a menos que tengas experiencia previa con este tipo de variedades y conozcas varias técnicas que aseguren el éxito. Si es así, eres bienvenido a experimentar. En caso contrario, puede que causes daño y estrés a las plantas, algo que ralentizaría su crecimiento.

Y para finalizar, debemos tener mucho cuidado con el control del el pH y la Ec del agua de riego, especialmente durante esas primeras semanas de vida que hemos mencionado anteriormente. El objetivo es evitar carencias en la planta o su efecto contrario, la sobrefertilización, que también es perjudicial para ella.

Las semillas autoflorecientes son el futuro

Resumiendo, a la hora de cultivar semillas autoflorecientes las primeras 4 semanas son claves, ya que a partir de ahí se determina el tamaño de la planta y por tanto su producción. Para que todo vaya bien es necesario mantener una humedad alta y una temperatura en torno a los 24 grados, evitando situaciones de estrés como trasplantes o podas y controlando la calidad del riego para evitar carencias o excesos de nutrientes.

Desde Semillalandia.com os animamos a que probéis nuestras nuevas variedades autoflorecientes si es que no lo habéis hecho ya. Son fáciles de gestionar, rápidas y con excelentes resultados en TH y producción. ¡Algunos hasta aseguran que son el futuro!

Relacionados por etiquetas

    Comentarios

    Deje su comentario